14
41

Irritaciones de la barba: Cómo evitarlas cuando se afeita la barba

Todos nos afeitamos y luego vemos aparecer pequeñas burbujas en nuestras caras. La sensación que traen consigo no es ciertamente agradable, y es una mezcla de calor, picor y ardor.

Se trata de una simple pero molesta irritación de la afeitadora: en este artículo veremos por qué sucede y algunos remedios para tener una afeitada perfecta sin ninguna irritación!

¿Qué son las irritaciones de la navaja de afeitar?

Las irritaciones del afeitado aparecen como pequeñas burbujas rojas, generalmente dentro de una o dos horas después del afeitado.
Por lo general, tienden a desaparecer en las próximas horas, pero pueden durar uno o dos días.

No hay que preocuparse, y es bueno notar que su apariencia es generalmente debida a técnicas de afeitado incorrectas que pronto veremos cómo corregir para evitar este inconveniente.

Una vez que la piel se irrita, hay varias cosas que podemos hacer para acortar el tiempo de curación y dar alivio, incluyendo:

  • Envuelve con una toalla de algodón y agua fría…
  • Utilice un gel a base de Aloe Vera
  • Usar aceite de coco
  • Aplicar una suave crema hidratante

Por qué sucede y cuáles son los remedios

Veamos ahora cuáles son las principales razones por las que la irritación de la barba aparece en nuestro rostro, y cómo remediarla de una vez por todas.

Afeitado en seco

Esta es ciertamente la motivación más común detrás de la irritación causada por una navaja de afeitar.
Muy a menudo por prisa – o incluso por pereza – tendemos a agarrar la navaja de afeitar y pasarla por la cara sin prepararla para el afeitado.

Las cuchillas, sin embargo, crean fricción, estirando la piel y raspándola con cada pasada, enrojeciéndola y haciendo que salgan molestas burbujas.

preparación de jabón

Aquí está la consistencia que quiere lograr
Solución: antes de cada afeitado, prepare la piel primero con agua tibia para abrir los poros y relajarla, y luego utilice un producto específico como el jabón o un gel de preafeitado.
Este procedimiento ciertamente prolonga el tiempo pero es esencial para cuidar nuestra cara de la manera correcta.

Presión excesiva

Este es también un error muy común y extendido: por alguna razón muchos de nosotros estamos convencidos de que para obtener un efecto suave hay que presionar las cuchillas contra la piel con fuerza. Esto aumenta aún más la fricción y nos obliga a usar la navaja en el ángulo incorrecto.

Solución: La respuesta en este caso depende del tipo de afeitadora utilizada.

  • Desechable: aplique una ligera presión suficiente para cortar el cabello.
  • Navaja de seguridad: Deje que el peso de la navaja haga el corte. No es necesario presionar
  • Afeitadora a mano alzada: en este caso, más presión significa hacerse daño y no afeitarse. Con esta maquinilla de afeitar hay que encontrar el ángulo correcto y dejar que la hoja corra con su peso.
  • Eléctrico: usar una presión muy ligera
  • Calidad de la hoja y la cuchilla
  • Las hojas viejas y no afiladas tienden a desgarrarse en vez de cortar. No hace falta decir que esto puede resultar en una irritación molesta de la barba.

Solución: Cambie las cuchillas periódicamente, cuando vea que quedan demasiados pelos sin cortar de una sola pasada.

Técnica de afeitado

Además de una presión excesiva, una mala técnica puede llevar también al cuero rojo y a otros inconvenientes.

Solución: Si utilizas una afeitadora eléctrica, realiza movimientos circulares con cabezales giratorios, como en el caso de Philips, y movimientos verticales y horizontales con láminas, como en los modelos de Braun.

Con las afeitadoras manuales, corte en la dirección del crecimiento y evite el contra-pelo, del que se abusa con demasiada frecuencia. Si no estás satisfecho con el resultado intenta un corte perpendicular, así que si por ejemplo el pelo va hacia abajo, intenta cortarlo horizontalmente.

Evite también repetir en el mismo lugar demasiadas veces: ¡generalmente dos pases son más que suficientes!

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply