16
114

Cómo afeitarse: una guía para la rutina perfecta

El afeitado forma parte de la rutina diaria de nosotros los hombres: hay quienes utilizan desechables, o quienes todavía prefieren confiar en métodos más tradicionales como la maquinilla de afeitar a mano alzada o la maquinilla de afeitar de seguridad, típica de los tiempos de nuestros abuelos.

Independientemente del método preferido, hay consejos y técnicas que deben utilizarse para afeitarse correctamente, evitando así cortes u otros problemas como la irritación que a menudo se presenta.  Por lo tanto, en este artículo veremos cómo afeitarse correctamente, sin envidia a las barberías más experimentadas.

Me gustaría señalar que este artículo está dirigido principalmente al afeitado manual. El afeitado con la maquinilla de afeitar eléctrica, de hecho, no suele requerir los pasos que veremos a continuación, aunque con algunos modelos -llamados wet&dry- se puede utilizar un gel de preafeitado si se tiene una piel extremadamente sensible. Dicho esto, ¡comencemos!

Hidratar la piel

toalla para hidratar la piel en el afeitado

El primer paso es hidratar la piel en profundidad. Hay varias soluciones en las que podemos confiar para hacer esto.

El método más eficaz es, sin duda, tomar una ducha caliente; el agua y el vapor abren los poros y suavizan la piel, preparándola para el afeitado.

Alternativamente puede simplemente mojarse la cara con agua caliente, o usar una toalla caliente y envolverla alrededor de su cara, dejándola puesta por unos minutos. Este último es el método preferido por las barberías tradicionales.

Lo más probable es que en casa no tengamos un calentador de toallas como en nuestra peluquería: podemos coger una toalla pequeña, humedecerla bien y luego meterla en el microondas durante unos segundos. El efecto será el mismo, pero ten cuidado de no quemarte!

Use un pre-shave

Esta fase sirve para mejorar aún más el deslizamiento de las cuchillas sobre nuestra piel, evitando así abrasiones y rojeces.
Muchas personas se saltan este paso, causando problemas molestos como la foliculitis o cubriéndose la cara con cortes.

También hay varios productos que podemos utilizar para este propósito:

  • Jabón de afeitar, uno de los más clásicos. Debe ser montado con el uso de un cepillo y un recipiente especial. Es sin duda el método más eficaz, pero también el que requiere más tiempo y experiencia.
  • Espuma de afeitar que se puede aplicar con ambas manos y con brocha.
  • Gel de afeitar, que tiene la ventaja de ser transparente. Muy útil cuando se trata de ver lo que se hace con la navaja de afeitar, como cuando se afeita sólo la línea del cuello o la línea de la mejilla.
    Sea cual sea el método que elija, asegúrese de masajear bien el producto para que se absorba adecuadamente. Esto suele tardar un par de minutos, excepto el jabón de afeitar, que tiene que ser colocado primero.

Ahora que hemos terminado la fase de preparación, es el momento de ver cómo afeitarse con una cuchilla de afeitar, en el sentido real. Ahora coge la maquinilla de afeitar que prefieras y empieza a afeitarte siguiendo la dirección del crecimiento del pelo. Es muy probable que dependiendo de las áreas de su cara el vello tenga diferentes direcciones de crecimiento. Para entender cómo afeitarse, basta con pasar la mano por encima de la barba: si fluye, entonces vas en la dirección del crecimiento, si se siente peluda o rasposa significa que vas en contra del cabello.

También hay que tener mucho cuidado de no aplicar una presión excesiva, cada vez frente a pequeñas áreas de unos pocos centímetros. Durante esta fase es excelente enjuagar la maquinilla de afeitar a menudo, ya que las acumulaciones de pelo cortado y de gel o espuma de preafeitado tienden a acumularse entre las cuchillas, disminuyendo así su capacidad de corte y obligándonos a aplicar más presión. No hace falta decir que esto conduce a cortes e irritaciones!

Se debe evitar el vello de la espalda, especialmente si tiene piel sensible. Si no está satisfecho con el resultado, puede optar por un pase perpendicular a la dirección de crecimiento, pero tenga cuidado de no exagerar.

Enjuague y aftershave

Una vez que hayas terminado de afeitarte y necesites enjuagarte bien la cara para eliminar el vello cortado y los diversos restos de espuma de afeitar.

Si es cierto que para preparar el rostro para el afeitado hemos utilizado agua tibia, esta vez debemos asegurarnos de utilizar agua fría: de esta manera la piel se estira, cerrando así los poros y bloqueando cualquier posible fuga de sangre de algunos cortes que hayamos podido obtener.

Otra buena idea es aplicar un aftershave hidratante, para aliviar nuestra piel y ayudar a prevenir la aparición de infecciones.
Entre mis productos favoritos en este sentido están definitivamente los Taylor de Old Bond Street: un poco caros, pero muy efectivos.

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply